X Aniversario

de la ANIH

2004 - 2014


 

 

S I N

I + D + i

NO    HAY

F U T U R O

 

 


 

 

 

 

Nombre de la nueva publicación

Publicado 07/01/2014

Jul 2007

La Ley de Investigación Biomédica (B.O.E. del día 4 de julio de 2007; http://www.boe.es/boe/dias/2007/07/04/pdfs/A28826-28848.pdf) establece en el Título VIII, por primera vez en España, el marco legislativo general para el desarrollo de la Carrera Investigadora en los centros del Sistema Nacional de Salud (SNS). La A.N.I.H., que ha participado activamente en su redacción, considera que esta Ley supone un avance importante y da respuesta a las reiteradas demandas del colectivo de investigadores hospitalarios, que desde hace años vienen realizando una importante labor investigadora, de apoyo a la asistencia y de formación de las nuevas generaciones de Especialistas e Investigadores. 
En la actualidad, no existe una categoría profesional específica de Investigador Biomédico en el SNS. Esta falta de categoría ha provocado que los profesionales que realizan una actividad investigadora a tiempo completo en los hospitales se hayan ido incluyendo en las plantillas de los hospitales en distintas categorías estatutarias (Facultativo Especialista de Área, Facultativo/Adjunto de Investigación o/y Técnico Titulado Superior). Ello conlleva, no sólo la existencia de diferencias retributivas entre profesionales que realizan la misma actividad, sino también y quizás más importante, impide al personal investigador el ejercicio de derechos fundamentales como son la legítima aspiración de estabilidad en el empleo, el desempeño efectivo de su profesión y el acceso a una carrera profesional. En los últimos años se ha realizado un importante esfuerzo por parte de las Administraciones públicas para incrementar los recursos humanos en investigación promoviendo programas para la contratación de nuevos investigadores en el SNS. Sin embargo, la carencia de una categoría profesional ha impedido la estabilización de este colectivo de profesionales, altamente cualificados y con una trayectoria de probada productividad científica, en las plantillas de los hospitales. 
El artículo 85 de la Ley de Investigación Biomédica textualmente dice “Las Administraciones públicas fomentarán, en el marco de la planificación de sus recursos humanos, la incorporación a los servicios de salud de personal investigador en régimen estatutario”. En un Estado en que las competencias sanitarias están transferidas a las Comunidades Autónomas, les corresponde ahora a ellas el desarrollo de la normativa que posibilite la aplicación de este artículo mediante la creación de la categoría de Investigador Biomédico. 
La A.N.I.H. considera que, una vez que la Administración General del Estado ha establecido el marco jurídico para la Carrera Investigadora en la Ley de Investigación Biomédica, es fundamental que las Comunidades Autónomas hagan un esfuerzo en política de recursos humanos para que, sin mas dilación, se aplique esta Carrera Investigadora en sus Sistemas de Salud.