X Aniversario

de la ANIH

2004 - 2014


 

 

S I N

I + D + i

NO    HAY

F U T U R O

 

 


 

 

 

 

Nombre de la nueva publicación

Publicado 07/01/2014

Ene 2006

ANÁLISIS DE LA A.N.I.H. SOBRE PLANES DE ESTABILIZACIÓN DE LOS INVESTIGADORES EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD 

El Mapa Bibliométrico de España 1994-2002 recoge que el número de documentos publicados en revistas de biomedicina por el Sector Sanitario es del 47,20 %. Esto es así porque desde hace años en los Hospitales del Sistema Nacional de Salud hay Investigadores a tiempo completo que realizan una excelente labor investigadora básica y clínica, de apoyo a la asistencia, y de formación de las nuevas generaciones de Especialistas e Investigadores, lo que hace a los hospitales el ejemplo vivo de la investigación traslacional. 
El número de investigadores en los Hospitales se ha incrementado de forma importante en los últimos años, como consecuencia fundamentalmente de la incorporación de Investigadores Contratados a través de los programas FIS y Ramón y Cajal. Ante la inminente finalización del periodo de contratación de las primeras promociones de estos investigadores, la incorporación definitiva de estos nuevos investigadores en las plantillas orgánicas de los Hospitales, una vez que finalizado su periodo actual de contratación de entre 5 a 7 años, se va a ver seriamente dificultada al no existir la categoría del Investigador Hospitalario en el Sistema Nacional de Salud. A ese respecto, nuestra Asociación valora las convocatorias del "Programa de Estabilización de Investigadores en el Sistema Nacional de Salud" del Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Sanidad; BOE 15 septiembre 2005), así como la Orden ECI/1520/2005, de 26 de mayo, por la que se establece el "Programa de Incentivación de la Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora" del Ministerio de Educación y Ciencia (Programa I3) (BOE 28 mayo 2005) para incentivar la definitiva incorporación de estos investigadores. Por este motivo, nada más publicarse los Programas de Estabilización, la Junta Directiva de la ANIH remitió una carta al Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ofreciendo nuestra colaboración. 
La Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, en la que está representada una gran parte del colectivo de contratados temporales FIS y Ramón y Cajal, considera que ha llegado el momento en el que las distintas Administraciones implicadas posibiliten la incorporación definitiva a las plantillas de las instituciones públicas a aquellos investigadores que hayan acreditado durante su periodo de contratación inicial un nivel de excelencia. Además aprovechando estos dos programas de estabilización, se debería, de una vez por todas, crear la categoría profesional específica de “Investigador Hospitalario”. Dilatar más la contratación definitiva de investigadores de contrastada valía y la creación de la categoría profesional está generando importantes y graves consecuencias, que comprometen el desarrollo y el futuro de la actividad investigadora en los Hospitales. De no ser así, todo el esfuerzo realizado por los investigadores y las instituciones en los últimos años resultaría inútil. Se ha dado un importante paso adelante con la puesta en marcha de los programas de incorporación de investigadores al Sistema Nacional de Salud, y ahora es necesario consolidar los logros obtenidos. Desde la ANIH somos conscientes que la puesta en marcha de estos programas de incorporación y estabilización de investigadores al Sistema Nacional de Salud conlleva una apuesta fuerte en política de Recursos Humanos. 
En relación a la puesta en marcha del "Programa de Estabilización de Investigadores en el Sistema Nacional de Salud" del Instituto de Salud Carlos III, para los investigadores a los que ya se les prorrogó un año mas su contrato (6+1) y para los que su período de contratación laboral temporal de seis años finaliza este año, hemos podido constatar de primera mano que existe una buena predisposición en la búsqueda de soluciones por parte de los responsables de distintas Comunidades Autónomas y del Instituto de Salud "Carlos III". Sin embargo, no podemos ocultar nuestra profunda preocupación en relación con la propuesta de la Comunidad de Madrid para la estabilización del personal investigar mediante contratos laborales con las Fundaciones de Investigación privadas actualmente existentes en algunos hospitales. Lógicamente, esta solución no podría aplicarse a aquellos investigadores que prestan sus servicios en centros hospitalarios que no cuentan con dichas Fundaciones. 
Entendemos que la contratación de los investigadores por las Fundaciones Privadas de Investigación no es una solución que garantice la contratación estable ni la continuidad de la labor investigadora, por los siguientes motivos: 
1º. No está asegurada la viabilidad económica. Las Fundaciones de Hospitales disponen de fondos privados y por lo tanto no pueden garantizar la continuidad de estos profesionales altamente cualificados. 
2º. La diversidad de Fundaciones existente puede conllevar diferencias en cuanto al tipo de denominación del contrato y la vinculación laboral de los investigadores en los distintos hospitales. Esta heterogeneidad imposibilita la movilidad de estos profesionales. 
3º. Conlleva una situación de discriminación profesional en relación con los investigadores estatutarios de plantilla, interinos o con plaza en propiedad, no sólo en cuanto a retribución salarial sino también en relación con la carrera profesional. Este personal participa activamente en la consecución de los objetivos de los hospitales y sin embargo no participarían de los incentivos ligados al cumplimiento de los mismos. 
4º. Entendemos que esta solución puede no favorece la integración de los investigadores en la actividad investigadora, docente y asistencial de los hospitales. Peligra la creación o/y consolidación de grupos interdisciplinarios estables altamente competitivos y ello incide negativamente en la calidad de la investigación biomédica en los hospitales. 
5º. No garantiza su participación en comisiones consultivas del hospital (e.g., Comisión de Investigación y Docencia, Comité Ético, Comisión de Animales de Experimentación, etc), y en los órganos de representación profesional y laboral (e.g., Junta Técnico-Asistencial, Junta de Personal, etc). 
6º. Impide a estos profesionales disfrutar de la becas de las Becas de Ampliación de Estudios, al no cumplir el requisito de pertenecer a las plantillas de los hospitales. 
Este cambio en la vinculación contractual conlleva además una serie de dificultades que deben ser contempladas y resueltas con anterioridad a la firma de los Acuerdos con el Instituto de Salud Carlos III, como son: 

i) La contratación laboral por Fundaciones o Institutos de Investigación debe contar necesariamente con la cobertura legal que permita a este personal desarrollar su actividad investigadora en los hospitales en los que actualmente estaban contratados. 
ii) En relación con los proyectos de investigación que están actualmente en marcha, la contratación con una nueva entidad conlleva un cambio en el centro de gestión, que requiere por la nueva entidad contratante que cuente con el reconocimiento necesario. Dicho requisito también se precisa para la petición de nuevos proyectos y becarios. 
iii) Tampoco favorece la asignación de espacios para laboratorios de investigación, ni la adquisición de equipamiento de infraestructura y su mantenimiento. 
iv) En relación con la futura creación de Institutos de Biomedicina en los hospitales, la no pertenencia de estos investigadores a la plantilla de los hospitales podría suponer un grave impedimento para su acreditación.